lunes, 15 de marzo de 2010

MITOS DE LAS CRISIS CONVERSIVAS

1. Las Crisis Conversivas son voluntarias
No se puede decir que estas crisis se presenten de manera voluntaria, pero la persona puede llegar a controlarlas e incluso dejar de presentarlas

2. Las Crisis Conversivas son una forma de llamar la atención
Es muy simplista y poco inteligente explicar este tipo de crisis sólo con el argumento de que la persona que las sufre "quiere llamar la atención". Si bien hay muchos factores psicológicos que las determinan, las crisis conversivas son una forma de manifestar sufrimiento y canalizar emociones.

3. Las Crisis Conversivas no son enfermedad
Por supuesto que quien presenta las crisis necesita ayuda. Se trata de un trastorno psiquiátrico que puede llegar a ser incapacitante y que por lo general se acompaña de otras enfermedades neurológicas, psiquiátricas, y de problemas de personalidad

4. Si tiene Crisis Conversivas no es epilepsia
Los pacientes epilépticos muchas veces tienen también crisis conversivas y ambas deberán ser tratadas específicamente

5. Las Crisis Conversivas no se curan
Con el tratamiento adecuado (psicológico + farmacológico), estas crisis pueden desaparecer y la persona puede llegar a controlarlas por completo.

¿QUÉ ES EL TRASTORNO CONVERSIVO?

También se les llama crisis no-epilépticas o pseudocrisis, sin embargo, el término "pseudocrisis" es inexacto ya que sí son crisis pero su origen es diferente al de la epilepsia.

Las crisis conversivas se definen como episodios de movimientos, sensaciones o experiencias similares a los de la epilepsia pero causados por un proceso psicológico no asociado a descargas cerebrales eléctricas anormales (Reuber y Elger, 2003, Lesser 1996).